Utah Jazz

Utah Jazz se repuso a la lesión de Donovan Mitchell y concretó una gran remontada ante Indiana Pacers

La jornada del viernes tuvo un atípico inicio tempranero que vino con un sabor agridulce para Utah Jazz. Y es que el líder de la NBA se llevó un enorme susto: la lesión de Donovan Mitchell, su principal estrella, quien tuvo que abandonar el partido en el tercer cuarto tras sufrir un esguince en su tobillo derecho (más tarde le realizarán pruebas para conocer la gravedad del mismo). Sin embargo, semejante problema no le impidió a los de Quin Snyder completar una gran remontada ante Indiana Pacers. Tras estar abajo por 17 en el primer tiempo, los de Salt Lake City dominaron la segunda mitad y se impusieron por 119-111, para mantenerse en la cima del Oeste (42-14).

Más | Dwyane Wade se sumó al grupo de propietarios de Utah Jazz

Utah Jazz completó la recuperación exhibiendo sus grandes armas. En primer lugar, una enorme defensa en el segundo tiempo que dejó a su rival en 29% de campo y se basó en la presencia e impacto de Rudy Gobert, quien se acomodó tras un mal inicio y terminó siendo determinante con sus 13 puntos (6-7 dobles), 23 rebotes y 4 tapones. Implacable como ancla en la pintura, alterando todo tipo de intento que pasó por su zona. Pero claro, también fue de enorme valor la cuota ofensiva que ofrecieron Bojan Bogdanovic (24 unidades, 9-16 campo) y Jordan Clarkson (18 tantos y 5 rebotes) tras la salida de Mitchell. Los Jazz lanzaron 10-22 triples en la segunda mitad.

Para los de Nate Bjorkgren (9° en el Este con 26-29) no fueron suficientes los aportes de Domantas Sabonis (22 puntos, 15 rebotes y 7 asistencias) y Caris LeVert (24 y 7 rebotes).

Dominante primer tiempo de los Pacers

Indiana fue el dueño de la primera mitad. La búsqueda de Sabonis de sacar de la pintura a Gobert hizo efecto en el inicio, ya que el francés sufrió ante el lituano (11 puntos) y la defensa de los Jazz quedó completamente desorientada con su ancla un tanto perdida. Los de Bjorkgren aprovecharon las desconcentraciones de su rival y ofrecieron un recital ofensivo: ataque con mucho ritmo, buenos lanzamientos, excelentes circulación y múltiples opciones.

A poco menos de 4 minutos del final del primer tiempo, los Pacers sacaron una ventaja de 17 (59-42) con enormes argumentos. Sabonis (15, 7 rebotes y 4 asistencias), Brogdon (14+4+3) y LeVert (11) como ejes entre los titulares, más un banco que funcionó a la perfección: 25 puntos combinados entre cinco jugadores, con 10 de Bitadze (2-2 triples) y 7 de Lamb. La ofensiva fluyó en todo momento, con eficacia (51% de campo, 7-14 triples) y cuidado del balón (apenas 4 pérdidas).

Parecía que todo lo bueno se apagaba por la inspiración de Donovan Mitchell, quien anotó 11 puntos casi seguidos para bajar la diferencia a 7. Sin embargo, el desarrollo hizo justicia con un cierre ideal de la visita: triple de Brogdon, robo en la salida de LeVert y nuevo triple para estirar la ventaja al llegar al descanso (69-56).

La lesión de Mitchell no frenó la recuperación

Justo cuando Utah comenzaba a mejorar su nivel y se acercaba en el marcador, llegó la salida de su principal estrella. Mitchell saltó para intentar detener un pase rápido en transición y en la caída, con Sumner en el piso, sufrió una fuerte torcedura en su tobillo derecho. La imagen asustó por completo, ya que el estadió quedó en silencio y el jugador tuvo que ser ayudado para salir del campo de juego, casi sin poder poner peso sobre su pierna. Minutos más tarde, los Jazz confirmaron que no volvería al partido por un esguince. Aunque Adrian Wojnarowski informó que hay optimismo por una posible lesión menor. Por la noche le realizarán una resonancia magnética para conocer el alcance.

Sin su estrella, Utah estuvo lejos de caerse. La defensa fue mucho más intensa y aplicada, forzando a los Pacers a ir más hacia la pintura, donde Gobert impuso condiciones. Tan bueno fue lo de los de Snyder atrás que la visita se quedó en un pobre 27,6% de campo en el tercer cuarto. Todo lo contrario fueron los Jazz, que encontraron su ritmo y, sobre todo, su lanzamiento exterior: 7-12 triples en el cuarto. Con una ráfaga de 8-0 en el cierre, el dueño de casa llegó a la igualdad (89-89).

La defensa como bandera

Una vez que se puso a tiro, Utah no dejó pasar la oportunidad y fue mucho más que unos Pacers que confundieron caminos y perdieron lucidez, en gran parte porque el dueño de casa no le permitió nada cómodo. Gobert, súper intimidante, se impuso como no había podido hacerlo en el inicio y terminó siendo completamente vital, finalizando con su quinto partido de la temporada con al menos 20 rebotes.

Entre Bogdanovic (9 en el último cuarto), Ingles (5) y Clarkson (4) se encargaron de asumir la mayor carga del ataque local. Cierre dominante del mejor equipo de la temporada.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

#Giannis
Noche NBA: Las cinco historias a seguir
Agustín Aboy
Nuggets Knicks vivo
Nuggets vs. Knicks ¡en vivo!
Agustín Aboy
wizards
Wizards y su oportunidad de seguir al alza
Sergio Rabinal
Horarios y TV NBA
Todos los partidos en TV en España
Sergio Rabinal
Luca Vildoza
¡Vildoza a la NBA! El argentino acordó con los Knicks
Leandro Fernández
LeBron James
LeBron, ¿baja en un back-to-back clave para Lakers?
Leandro Fernández
Más noticias