);
Utah Jazz

Utah Jazz hace aguas, dos derrotas seguidas y un mensaje: "Tenemos que ser mejores defensivamente"

Cuando los Utah Jazz parecían dispuestos a asentarse en el podio de la Conferencia Oeste tras sumar catorce victorias en quince partidos con un nivel de fluidez ofensiva mayúsculo la realidad ha golpeado con dureza a los de Quin Snyder. La inesperada derrota frente a Houston Rockets en la noche del lunes al martes parecía una excepción potenciada por la explosión desmedida de un jugador menor como Eric Gordon que alcanzaría los 50 puntos en ese duelo. Así, el partido que se iba a disputar en el AT&T Center contra San Antonio Spurs parecía una vuelta a la rutina y a la senda de la victoria más que lógica. Todo lo contrario.

DeMar DeRozan irrumpió como el héroe para los texanos ante la ausencia de LaMarcus Aldridge para sumar su máxima de temporada con 38 puntos a lo que sumó 5 rebotes y 5 asistencias para liderar a los suyos a la victoria por 127 a 120. De nada sirvieron los 31 tantos que Donovan Mitchell consiguió o la gran actuación de Jordan Clarkson desde el banquillo, todo eso quedó a un lado pues la imagen mostrada por los de Snyder es diametralmente opuesta a lo que nos habían acostumbrado en las últimas semanas.

MÁS | DeMar DeRozan metió 38 puntos en su mejor noche de enero y San Antonio Spurs le ganó a Utah Jazz

Dos derrotas consecutivas que tienen una explicación y subyace en el apartado defensivo. De hecho, los Jazz fueron incapaces de sumar siquiera un tapón a pesar de tener a uno de los mejores en ese sentido de toda la liga como Rudy Gobert (2,0 de media) y, aunque no son uno de los conjuntos más prolíficos en ese sentido (28º), resulta llamativo. Por añadir un dato, esta es la tercera ocasión que les sucede en la presente temporada y que se ha multiplicado con respecto a años anteriores de la era Snyder que solo había ocurrido cinco veces entre 2014 y 2017.

La defensa de los Jazz ha permitido en un lapso de dos encuentros una media de 126,5 puntos, un incremento significativo si se compara con el resto de partidos del mes de enero, donde a lo largo de los once encuentros precedentes sus rivales no superaron los 105.8 de promedio por noche.

"Si te anotan 120 puntos, debería ser suficiente para ganar el partido", dijo Snyder tras el partido. "Tenemos que estar mejor en defensa. Tuvimos algunos lapsos en las que nos colapsamos. Permitimos tiros abiertos y luego cometíamos falta", proseguía el técnico.

MÁS | Victor Oladipo vuelve a lo grande con triple en el clutch: "Lo aprendí de Kobe Bryant"

El bajón defensivo de Utah en estos dos últimos partidos no ha tenido que ver tanto con la capacidad de defender el lanzamiento exterior, donde combinados, Rockets y Spurs no sumaron más del 32% de acierto desde la línea de tres, sino más bien reside en la protección del aro. Los de Snyder han permitido que sus rivales descubran la manera de romper la impenetrable defensa del bloqueo directo que acababa derivando siempre en Rudy Gobert o en una ayuda del lado débil que desestructuraba toda acción de canasta.

De ese modo, DeRozan encontró el modo de castigarles desde la media distancia y en la pintura consiguiendo un 11 de 19 en tiros de dos que, unido al 38 de 51 de los Spurs (75% de acierto) resultó prácticamente imposible detener a los de Popovich.

"Definitivamente no jugamos lo suficientemente bien en defensa al comienzo del partido", dijo Gobert. "Creo que mejoramos y punteamos más sus tiros a medida que avanzaba el encuentro. Creo que les dimos esa confianza temprano. Y si no les hubiéramos dado esa confianza antes, habría sido un partido diferente".

"No fuimos tan agresivos en los tiros como deberíamos haber sido", coincidía Quin Snyder con el interior francés. "Creo que se sintieron cómodos. Estábamos un poco mejor a medida que avanzaba el partidos. Pero para entonces se sintieron cómodos e hicieron algunos tiros difíciles".

Utah tiene por delante un calendario complicado en los próximos días con visitas a Denver Nuggets y Portland Trail Blazers en back-to-back que pondrán a prueba la capacidad de reajuste y solidez del conjunto de Snyder.

Sigue la NBA en directo por NBA League Pass, haz click aquí

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Heat
Previa de Miami rumbo a la 2020-2021
Juan Estevez
Holiday
¿Cuánto resolvió Milwaukee de su gran punto débil?
Juan Estevez
Lakers
Previa de Lakers rumbo a la 2020-2021
Agustín Aboy
deandre ayton
Ayton, el gran ganador del arribo de Paul a Phoenix
Juan Estevez
Enes Kanter
Portland y cuatro caras nuevas con ilusión
Agustín Aboy
NBA Ball
El protocolo de salud y seguridad para la 2020-2021
Steve Aschburner, NBA.com
Más noticias