Navidad NBA

¿Será el año de Utah Jazz como un candidato real en Playoffs?

¿Cuál es el techo de un equipo? Saber de antemano la respuesta a esta pregunta ahorraría líneas y líneas escritas en previas, predicciones y análisis, pero también eliminaría la posibilidad de creer en el potencial de un grupo humano, de su capacidad de crecimiento, adaptación y superación. El objetivo en líneas generales de las 30 franquicias NBA es lograr el anillo, la cuestión a resolver es cuándo buscarán llevarlo a cabo, si de manera inmediata o por medio de una reconstrucción lenta. Dentro del primer grupo habría que distinguir los casos, los contenders por derecho propio y quienes se forjan su reputación a base de ser sólidos en la Fase Regular. Durante los últimos años, los Utah Jazz han sido parte de esta categoría, firmando curso tras curso buenos resultados en la clasificación pero sin llegar a culminar nunca en Playoffs.

Desde la temporada 2018-2019 solamente Milwaukee Bucks (181) ha acumulado más victorias en Fase Regular que los de Salt Lake City, con un total de 167, lo que se traduce en un 65,2% de triunfos en ese lapso de más de 250 partidos. Pese a esto, sus resultados en los Playoffs se han reducido a dos salidas tempranas en Primera Ronda frente a Houston Rockets (1-4, 2019) y Denver Nuggets (3-4 en 2020, dejando pasar una ventaja de 3-1), y una derrota en las Semifinales de Conferencia contra LA Clippers (2-4, 2021) pese a que los de California cerraron la serie sin Kawhi Leonard, lesionado.

Más | La Guía de la Navidad NBA 2021

Con más de un tercio del curso 2021-2022 consumido por parte de los Jazz, todo apunta a que volverán a terminar dentro del Top 3 del Oeste, demostrando su regularidad durante el curso, pero algo parece haber cambiado en el seno del grupo dirigido por Quin Snyder.

La pasada campaña sirvió para dejar claro que Utah tenía la capacidad suficiente para luchar por el campeonato. En efecto, no lograron llegar a las Finales de Conferencia, pero se quedaron a las puertas tras disponer de una ventaja de 2-0 sobre unos Clippers sin Kawhi Leonard en los últimos 2 encuentros, pero evidenciaron que su plantilla tenía el potencial de lograrlo.

Tras el fracaso acontecido en la burbuja de 2020, Quin Snyder buscó darle un giro de 180 grados a su equipo, manteniendo en esencia el mismo grupo pero con una aproximación diferente. El cambio se centró en mejorar el espaciado ofensivo y la distribución de los lanzamientos, de tal modo que Utah pasara de ser conocido como un equipo eminentemente defensivo a una plantilla caracterizada por su potencial en ataque. Y vaya si lo consiguió.

Pese a todas las dificultades que caracterizaron la 2020-2021, los Jazz terminaron consiguiendo el registro más alto de la historia en triples de media por encuentro con 16,7 de promedio, dejando atrás el 16,1 establecido por Houston Rockets en la 2018-2019. Poco a poco los de Salt Lake City fueron convirtiéndose en una potencia ofensiva, recuperando a Mike Conley para la causa, explotando a secundarios como Jordan Clarkson o Joe Ingles y viviendo el proceso de asentamiento de Donovan Mitchell como estrella.

Un año después de que Snyder cambiase el rumbo de la organización con un nuevo enfoque, Utah va camino de asentarse en lo alto de la eficiencia ofensiva en la historia de la NBA. Un ratio ofensivo de 116,8, 4,1 puntos mejores que el segundo clasificado, Charlotte Hornets, que sirve para evidenciar el grandísimo nivel al que vienen jugando. De mantenerse en estos guarismos, los Jazz terminarían teniendo el tercer mejor dato en ese sentido de todos los tiempos, solo por detrás de Blazers (117,1) y Nets (117,3), ambos logrados en la pasada campaña.

El rendimiento que vienen teniendo en esta 2021-2022 les coloca como un rival a tener en cuenta por cualquier oponente en el Oeste, no solo por su potencial de ataque, por el cual se han quedado por debajo de los 100 tantos anotados en tan solo dos ocasiones, sino porque su defensa es igual de eficiente. Ahora mismo ocupan el sexto lugar en defensive rating con 106,4 de promedio, lo que les convierte en uno de los cinco equipos en la actual NBA en estar en el Top 10 en eficiencia ofensiva y defensiva junto a Warriors, Suns, Bucks y Heat. Si aceptamos que solo los conjuntos más equilibrados son capaces más adelante de luchar por el anillo, Utah Jazz es un firme candidato a optar al éxito en este curso y así resarcirse tras varias decepciones en Playoffs.

Con dos salidas prematuras en Playoffs para las expectativas que se tenían puestas en ellos, los Jazz están en disposición de firmar otra gran Fase Regular, ¿a qué deberían atender una vez llegue el momento?

Una alineación pequeña

Desde la gerencia del equipo se han percatado de que pese a que Rudy Gobert es uno de los mejores protectores de aro de toda la competición, según el rival tiende a quedar expuesto en según qué circunstancias. Por otro lado, no son pocos los conjuntos que llegados los Playoffs tienden a lanzar una alineación de tamaño reducido con la que poder jugar más rápido, abarcar más espacio y ser más versátiles en defensa.

Hasta esta temporada Utah no había explorado esta posibilidad salvo en circunstancias muy concretas, pero las llegadas de Eric Paschall como -especialmente- de Rudy Gay hacen que los Jazz puedan plantearse lanzar un quinteto sin un pívot clásico con el que exprimir más si cabe su potencial ofensivo.

Sin ir más lejos, la segunda alineación más utilizada por Quinn Snyder ha tenido a Rudy Gay como integrante junto a Gobert, ofreciendo un rendimiento notable que la convierte en el mejor cinco en términos de eficiencia con un +13,5. No obstante, los Jazz no han experimentado todavía lo que supondría lanzar al ex de Spurs y Raptors como única refencia interior, siendo la muestra de un total de 25 minutos por lo que no es tiempo suficiente como para tomarlo en cuenta, más cuando estos quintetos han sido a cada cual más diferente.

El paso de los partidos debería ayudar a Utah a encontrar el equilibrio perfecto de jugadores para dar con la tecla en términos de small ball con Gay como figura principal. Sería interesante ver cómo plantearían una hipotética serie frente a Golden State Warriors o LA Clippers, que podrían castigar notablemente la presencia de Gobert en cancha.

Una defensa adaptada a Playoffs

El rendimiento defensivo durante la pasada postemporada de Utah fue decepcionante. En efecto, su ataque fue magnífico, terminando como la segunda mejor ofensiva (120,1) y siendo su segundo año con más de 120 de ratio ofensivo después de lo visto de ellos en 2020, donde fueron los mejores. El problema es que su defensa no estuvo a la altura, siendo incapaces de imponer su estilo primero ante Grizzlies y más tarde contra unos Clippers mermados. De este modo, los de Quinn Snyder concluyeron como el quinto peor equipo en este ámbito, permitiendo un ratio defensivo de 121,7.

Las claves que definieron su mal trabajo atrás fueron los rebotes ofensivos concedidos, así como el alto porcentaje de acierto en comparación al volumen permitido en tiros de dos y triples. No es que Rudy Gobert fuese el principal responsable de ese mal rendimiento, ya que la defensa, igual que el ataque, es una cuestión colectiva, pero sí que es cierto que prácticamente todo el sistema defensivo de los Jazz está edificado alrededor del francés. El objetivo no es otro que conducir al rival de manera reiterada a la pintura para que tenga que lidiar con el pívot, algo que parece no estar funcionando en Playoffs.

Solo Wizards y Hawks concedieron más puntos en la pintura por 100 posesiones la pasada postemporada, mientras que ocuparon el percentil 26 (4º peor) en defensa del bloqueo directo, aunque fueron el mejor en pick & roll. Encontrar el equilibrio entre su identidad y lo adecuado para cada ocasión será vital para que Utah consiga volver a unas Finales de Conferencia por primera vez desde 2007.

Horario y cómo ver Utah Jazz vs. Dallas Mavericks

  • Horario: 26 de diciembre a las 4.30 de España
  • Streaming: NBA League Pass

Las opiniones aquí expresadas no representan necesariamente a la NBA o a sus organizaciones.

Más en NBA.com

LeVert
LeVert y un final de película en Los Angeles
Juan Estevez
Embiid
La noche más destructiva de Embiid
Juan Estevez
Facundo Campazzo
Campazzo: "Si consumís lo que viene desde afuera es dañino"
Leandro Fernández
simmons, sabonis, schroder
10 jugadores que podrían ser traspasados
Sergio Rabinal
juancho
Juancho a los Spurs, ¿qué supone?
Sergio Rabinal
embiid
¿Hasta dónde puede llegar este Embiid? Los datos
Sergio Rabinal
Más noticias