Agencia Libre 2021

Washington Wizards y su rearme en la Agencia Libre: ¿suficiente para retener a Bradley Beal?

Tener un equipo competitivo ya no es suficiente para retener a una estrella. La evolución de los intereses de los principales jugadores hace tiempo que trascendió los intereses económicos, pues gozar de un salario máximo no significa que esa figura vaya a permanecer para siempre en la plantilla como antaño. El mercado ha cambiado y la forma de entender la fidelidad también, pues la Agencia Libre ha experimentado grandes cambios a lo largo de la última década, más si cabe desde 2015 debido al aumento del límite salarial que ha permitido a los equipos unir a varias estrellas con salarios altos. Es por ello que para retener el talento que se consiguió a través del Draft las franquicias necesitan ofrecer garantías competitivas al largo plazo, pero quizás más en el corto, no solo estando en Playoffs de manera continuada, sino optando a la pugna por el campeonato. En esta compleja tesitura se encuentran los Washington Wizards y Bradley Beal.

El escolta podría ser Agente Libre sin restricciones en el próximo mercado que se abrirá en el verano de 2022 si este decide rechazar su opción de jugador que será efectiva una vez concluya el curso. No obstante, los Wizards pueden tratar de renovarle por lo que se conoce como super-máximo (35% del cap) a lo largo de este curso. Retener a Beal es la principal meta de los capitalinos que a lo largo de las dos últimas campañas han acometido diferentes movimientos con el objetivo último de satisfacer a su estrella y de armar el mejor equipo posible. En el pasado intercambiaron a John Wall por Russell Westbrook, lo que acabó acelerando los plazos y llevándoles a los Playoffs por primera vez desde 2018, un movimiento clave que reveló el verdadero potencial de esta plantilla, la cual tuvo un cierre de campaña perfecto.

MÁS | El mercado NBA al día: Agencia Libre, noticias, rumores y traspasos

Según informó Jake Fisher hace varias semanas, el escolta estaría considerando la posibilidad de pedir el traspaso a la franquicia, lo que haría que el proyecto cambiase rápidamente de rumbo, entrando en una fase complicada en donde el jugador tendría el control de la situación pese a que pudiese parecer lo opuesto.

Para tratar de convencer a Beal de que el mejor lugar para desarrollar su talento sigue siendo Washington, la franquicia ha realizado varios movimientos interesantes que deberían colocarles en disposición de entrar en Playoffs y, quién sabe, si de dar más de una sorpresa.

En primera instancia lograron desprenderse del altísimo contrato de Westbrook para conseguir un lote de jugadores que les darán margen de maniobra a nivel salarial y de los que se puede sacar bastante partido. Así, en el traspaso recibieron de vuelta a Montrezl Harrell, Kyle Kuzma y Kentavious Caldwell-Pope, figuras con experiencia suficiente para ser claves en un quinteto titular y que pueden desempeñar funciones vitales en los renovados Wizards.

MÁS | Mercado NBA 2021: equipos ganadores, perdedores y un comodín

Harrell viene de cumplir una decepcionante campaña en los Lakers, donde pese a ser la llave de la segunda unidad los resultados no acompañaron al grupo, lo que acabó por ponerle en el punto de mira y posibilitando su salida. No obstante, el veterano pívot es un seguro en términos de anotación en la pintura por lo que vendría a solucionar uno de los grandes males de los que ha adolecido Washington en los últimos años como es el juego interior, contando con nombres como Robin Lopez, Alex Len, Ian Mahinmi o Mo Wagner. Además, será el parche perfecto mientras Thomas Bryant se recupera de la lesión sufrida el pasado curso, pudiendo incluso compartir pista con Harrell como 4. Pese a esto, la franquicia cuenta con otro interior que dejó buenas sensaciones en el cierre de la pasada campaña como fue Daniel Gafford, quien podría ocupar el puesto de pívot titular, dejando a Harrell como sexto hombre.

Mientras, Kyle Kuzma viene de tener una campaña bastante irregular, sin ser una referencia anotadora de manera consistente y sin tener un rol completamente definido en los Lakers. Pese a ello, el alero ha dado muestras de poder coexistir junto a un gran anotador y saber seguir siendo productivo al moverse muy bien sin balón, aspecto clave para desatascar la ofensiva. Por último, Caldwell-Pope es el jugador de rotación que más podrían necesitar estos Wizards al impactar en ambos extremos del campo gracias a su correcto desempeño en defensa y el 41% de acierto exterior que tuvo en esta temporada.

Sin embargo, el principal refuerzo que han acometido estos Wizards en el mercado ha sido Spencer Dinwiddie, uno de los bases más correctos y completos de toda la NBA, cumpliendo siempre con su cometido y sin salirse del guión. De hecho, en su última temporada completa (2019-20), el jugador de 28 años se fue hasta los 20,6 puntos, 6,8 asistencias y un 40% en tiros de campo, colocándose a la altura de grandes figuras como Nikola Jokic, Stephen Curry, Damian Lillard o James Harden, entre otros. Dinwiddie es la gran apuesta de la gerencia, un base de perfil bajo y muy infravalorado que ha acostumbrado a compartir pista siempre con otro gran amasador de balón (D'Angelo Russell o Kyrie Irving) y que podría encajar a la perfección junto a Beal. No obstante, esta decisión no está exenta de riesgo, más si tenemos en cuenta que el base sale de una lesión relativamente importante, pues en diciembre de 2020 sufrió una rotura parcial de los ligamentos de la rodilla derecha, disputando apenas 3 encuentros con Brooklyn.

De esta forma, los Wizards han conseguido armar una plantilla que une del mejor modo posible competitividad y experiencia junto a juventud, pues en nómina tienen a dos prospects con un amplio techo como son Deni Avdija y Rui Hachimura, siendo este último la gran apuesta de los capitalinos y que en 2021 dio un considerable paso adelante. A esto cabe sumar el tirador Corey Kispert, quien recibe comparaciones con Joe Harris, y que en Gonzaga ha dejado muy buenas sensaciones.

La gran incógnita con respecto a Washington no estará en ataque, pues pese al cambio de entrenador, pasando del veterano Scott Brooks al novato Wes Unseld Jr., el potencial ofensivo sigue ahí. Las dudas se generan en defensa donde la franquicia más ha languidecido en los últimos años, sin lograr superar el 20º puesto en cuanto a eficiencia defensiva (20º en 2021, 29º en 2020 y 27º en 2019). Un aspecto que los recientes fichajes no parecen poder estar en disposición de solucionar ya que ninguno de ellos es un especialista en ese sentido, más bien lo opuesto.

Wes Unseld Jr tiene ante sí la obligación de hacer de los Washington Wizards un equipo competitivo y que pueda desempeñar una buena tarea defensiva, de tal forma que pueda hacer de ellos un grupo que se ubique entre los 8 primeros clasificados en la Fase Regular en un Este donde todo está cada vez más apretado. En sus manos está el mostrar a Beal que hay razones para creer en el proyecto y que hay futuro.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Jaylen Brown
Jaylen Brown, listo para volver con Celtics
Sergio Rabinal
Monte Morris
Morris y su trabajo para ser titular en Denver
Leandro Fernández
JJ Redick
Redick y su lugar histórico para el triple
Leandro Fernández
Korver
¿Qué jugadores anunciaron su retirada?
Juan Estevez
rj Hampton
RJ Hampton, la llave de la rotación de Orlando
Nacho Losilla
Julius raedle
Randle y el objetivo del título con Knicks
Nacho Losilla
Más noticias