);
En clave española

Willy Hernángomez, a NBA.com desde Los Ángeles: "Que sea un año donde mis minutos sean consistentes"

Willy Hernangómez
Getty Images

En la NBA, como en la naturaleza misma, la cosa se trata de la supervivencia del más apto.

Roy Hibbert y Brook Lopez llegaron a la NBA el mismo año (2008) y seis años después eran dos de los pivots más dominantes de la Conferencia Este.

En 2014, Hibbert era la piedra angular de una defensa de los Pacers que metió en apuros al Heat de LeBron James en las Finales de Conferencia dos años seguidos. Lopez, por su parte, fue elegido para el Partido de las Estrellas tras promediar 20.7 puntos por partido.

Cinco años más tarde, sus caminos no podrían haber sido más opuestos: mientras que Hibbert acaba de anunciar su retiro para convertirse en asistente con los Sixers, Lopez selló una flamante renovación de cuatro años y $52 millones con los Bucks.

¿Qué tiene que ver todo esto con Willy Hernangómez? Todo, absolutamente todo.

Lopez solía ser de los pivots más efectivos anotando cerca del aro, un prototipo que va rozando la extinción (véase el caso de Greg Monroe, entre otros). Hoy, el mismo Lopez es quizás el mejor triplista en su posición y una pieza clave del mayor candidato del Este.

Esta es la hoja de ruta perfecta para un Willy que, inteligentemente, ya comenzó la metamorfosis que salvó las carreras de jugadores como Alex Len o Dewayne Dedmon y que le dio un salto de calidad a las de Julius Randle, Nikola Vucevic y al mismísimo Marc Gasol.

El mayor de los Hernangómez disparó 39 triples en la campaña 2018-19, tras intentar un total de 27 en sus primeros tres años en la NBA. Lo mejor de todo es que le sienta de maravillas, promediando un excelente 38.5 por ciento de larga distancia.

"Ahora es más complicado, pero he llegado a tirar mil tiros por día en diferentes posiciones, no solo estático, con movimiento, pick and pop, tras salidas…situaciones de partido en la que en cualquier momento puedes tener un tiro y tienes que estar preparado y sobre todo de cara a estos tiros que se lanzan ahora", nos cuenta el madrileño tras una ardua sesión de entrenamientos en Los Ángeles con su selección nacional.

Inspirado en los hermanos Gasol, quienes también extendieron su rango considerablemente, y con un guiño de otro gran tirador como Jorge Garbajosa - miembro ilustre de la mejor generación de su país y actual presidente de la Federación Española de Baloncesto - Hernangómez hace un tiempo puso manos a la obra.

"Me gustan los retos, me gustan las cosas que tengo que mejorar, y vengo dos años trabajando muchísimo y con mucha confianza, sobre todo esta última parte final del segundo verano para tirar con confianza, crear espacios, y ayudar al equipo", confesó.

Además de convertirlo en un jugador más completo y peligroso, la novedad en su repertorio le da más variantes a Sergio Scariolo con "La Roja".

"Ser polivalente, ser versátil, y ver las necesidades de la Selección", enumeró. "En este caso, es verdad que tengo algunos momentos en los que estoy abierto para el tiro de tres, pero también es verdad que a veces el equipo necesita que corte al aro. Depende un poco de la situación, de la lectura del juego, ver qué vamos a hacer con el '4', si Marc y yo a lo mejor estamos juntos. Es simplemente posibilidades, y un abanico de posibilidades en las que puedo jugar dentro, fuera y hacer más cosas".

Futuro con panorama abierto

Sus Hornets serán de los equipos más flojos de la NBA la próxima temporada, pero como dijo Meñique en Game of Thrones, "el caos es una escalera".

La partidas de Kemba Walker y Frank Kaminsky (dos de las selecciones más ilustres de la franquicia en la década) abrirán una ventana de oportunidad al resto del roster y la mayor competencia del ex Real Madrid son Cody Zeller y el congoleño Bismack Biyombo.

"Es una lástima que un amigo como Kemba no siga en la franquicia, pero la vida sigue, tu baloncesto sigue y estoy muy ilusionado, muy motivado con este año", aseguró. "Es un equipo con jugadores muy jóvenes, de los cuales tenemos muchas cosas que mejorar, tenemos ganas de competir. Está mi entrenador, apoyándome y viendo mis entrenamientos, significa mucho. Es un año en el que vamos a aprender, vamos a cometer muchos errores, pero sobre todo queremos mejorar y darlo todo".

La presencia de James Borrego, estratega de Charlotte, en la tranquila St. Bernard Academy en Playa del Rey, dice mucho sobre la importancia de Willy de cara a la campaña 2019-20.

"Querían ver como trabajo en verano con la Selección", señaló el pívot. "Ellos siempre han mostrado mucho cariño. Ha habido muchos rumores sobre si iba a continuar en la franquicia o no y ellos siempre mostraron de su lado que querían que siguiese en la franquicia y su idea de futuro conmigo en Charlotte. Yo estoy muy contento, me encanta la ciudad, me gusta la franquicia y solo pienso en intentar mejorar y darlo todo porque estoy muy feliz aquí".

Con los playoffs como un objetivo casi utópico, Hernangómez entiende que el énfasis estará en el crecimiento - individual y colectivo. Para eso, lo único que pide es un rol regular.

"Que sea un año en el que pueda tener minutos consistentes, que es lo que al final quiero, y no tener rachas de minutos de arriba abajo, de abajo a arriba", concluyó.

Más en NBA.com

Isaiah Thomas
Isaiah Thomas sufre otro revés
Carlos Herrera Luyando
juancho willy hernangomez marc gasol
El salario de los españoles en la NBA
Nacho Losilla
Joseph Tsai
Tsai ya es de forma oficial el dueño de los Nets
Carlos Herrera Luyando
Ettore Messina, Gregg Popovich
Messina: "Pop es importantísimo en mi vida"
Leandro Fernández
Foreign
Los mejores internacionales de la NBA
Pablo Schatzky
Stephen Curry, Team USA
Curry quiere ir con el Team USA a los Juegos de 2020
Leandro Fernández
Más noticias